Facebook Twitter Google Plus
No se puede pasar de la euforia al desánimo en un partido

Un derbi con muchos blancos y algún negro

Escrito por David Torres

Domingo, 17 Septiembre 2017 20:00
Facebook Twitter 58
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Rodrigo ha visto la luz, Carlos está en el camino correcto. (Foto: Alberto Iranzo)

No me lo creía, pero me emocioné en los momentos antes del derbi. Mola, y mola mucho que Valencia CFLevante UD se vean las caras en Primera y que, además, lo hagan llegando invictos, jugando un buen partido, compitiendo por algo más que los tres puntos y la honrilla de ganarle al vecino. Esto es, compitiendo por estar arriba. Al final la cosa quedó en tablas, sin vencidos, pero tampoco sin vencedores. Dentro de una vuelta los dos contrincantes volverán a chocar, esta vez en Mestalla, y ya firmaría porque ambos respiraran tan buena salud deportiva como hoy.

Hubo, como se puede apreciar, muchos blancos. Muy buen rollo, buen fútbol, rivalidad sana y justicia: El fútbol valenciano volvía a estar en el lugar que merece. Pero, también hubo algún que otro negro

Chotos y granotas

Como era el día del fútbol valenciano me dediqué a escuchar, leer y verlo todo. A inmiscuirme en alguna que otra conversación de aficionados de ambos equipos, en especial del Valencia CF, que es el que me ocupa, para comprobar que, aunque empatados, el Valencia salió algo más tocado del derbi que su oponente granota. El levantinista celebra el punto sin ambages, acaba de subir, es feliz y su equipo compitió y tuvo la última gran ocasión para marcar. 

El choto, sin embargo, se fue con la sonrisa de medio lado. No perdió, pero la tuvo Soler para hacer el 2-0 y romper la sequía en el Ciutat. Además, es el tercer empate consecutivo y la cosa ya empieza a oler. No sé si llamar dudas, pero la ilusión desbordada e inquebrantable en el proyecto de Marcelino, este sábado recibió un ligero toque de atención. Ya no es todo de color de rosa. Pero es que ni antes eran tan buenos, ni ahora somos tan malos. 

Carlos Soler, Zaza y Peter Lim

Y, ojo, la autocrítica está bien. Decía Carlos Soler en su instagram parafraseando a Lebron James que le gusta la crítica porque "te hace más fuerte". Esa es la actitud; como lo es que Zaza esté mosqueado porque no es titular. Me encanta ver cómo sienten el hierro. Sin embargo, tampoco pasemos de la euforia a la crítica feroz. No caigamos en el desánimo. Viniendo de dónde viene el proyecto de Marcelino no podemos esperar que un equipo pase de ser 12º clasificado al 3º en un suspiro. El proceso será largo y el Valencia y el valencianismo tendrá, tendremos, que acostumbrarnos a partidos menos brillantes, a la falta de gol y a que con este técnico, el guión plasmado sobre el Ciutat va a ser el habitual. 

Por ejemplo, coincido con los que piensan que Carlos Soler no está cómodo dónde juega ahora; pero con el dibujo inamovible para Marcelino y el rendimiento de Kondogbia y Dani Parejo, es ahí o nada. Y coincido -escrito está- que a este equipo le falta gol. Por eso, en vez de fustigarme por ello, celebro que uno de los puntas, Rodrigo Moreno, haya visto la luz al final del túnel.

Dicho esto, no perder está bien, pero en la liga de los tres puntos, o ganas partidos o pronto te metes en tierra de nadie y, o subes para arriba y vuelves a Europa, o al club de Peter Lim le costará mantener a muchos Carlos Soler durante mucho tiempo, que es lo que queremos todos. Feliz semana.

David Torres

Delegado ElDesmarque Valencia

   

CLICK PARA COMENTAR

El Desmarque