Facebook Twitter Google Plus
El luso mandó callar a la afición del Valencia CF

Cancelo y la autoridad del mallete de Mestalla

Escrito por Álex López Sanfeliu

Jueves, 06 Abril 2017 11:20
Facebook Twitter 20
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

El luso pide perdón.

Este jueves en Mestalla, Joao Cancelo recibirá un severo castigo por parte de su hinchada, aquella a la que mandó callar el pasado domingo tras meter un gol ante el Deportivo de la Coruña. El portugués, aunque pidió perdón inmediatamente por reclamo de sus compañeros será el protagonista de un escarnio público del que no podrá escapar ya que con Martín Montoya sancionado por acumulación de tarjetas, Cancelo será titular como ya anunció el técnico en sala de prensa. 

Hay muchos que consideran que la disculpa de Cancelo es el atenuante más que suficiente como para hacer que no pasó nada. Sin embargo, la exigencia inherente del escudo del Valencia CF, la cual parece que muchos hayan olvidado, es el acicate necesario para que la autoridad del mallete (mazo de un juez) de Mestalla dicte sentencia respecto a la afrenta del jugador portugués a una afición a la que desde hace mucho tiempo tan solo se le han dedicado disgustos y maltratos. 

Una insistencia, quizá incomprendida por los de fuera pero que ha vertebrado al Valencia CF a lo largo de sus 98 años de historia y que no debe ser olvidada Mestalla es, por historia, uno de los estadios más calientes del fútbol español. El mejor aliado para los jugadores con el viento a favor pero contundente y exigente cuando algo no va bien. Una insistencia, quizá incomprendida por los de fuera pero que ha vertebrado al Valencia CF a lo largo de sus 98 años de historia y que no debe ser olvidada. 

En Mestalla se ha cargado en contra de ídolos como Ricardo Arias, Fernando, Rufete o David Albelda, futbolistas que lo dieron todo por la zamarra blanquinegra. Por lo tanto, ¿por qué no se le iba a pitar a Cancelo después de lo que hizo? 

Supongo que dedicatorias como con la que, presumiblemente, recibirá Mestalla al jugador escapan del entendimiento de Layhoon, Anil Murthy o Kim Koh, pero no así del nuevo director general, Mateo Alemany, que ya en su presentación entonó el discurso de la necesidad de que la afición manifieste sus críticas. El dirigente balear asumirá con naturalidad todo lo que la grada tenga que decirle a Cancelo pues así debe ser. 

El público es soberano y esa contundencia, quizá, fue un factor fundamental en otra época para cimentar un Valencia CF a la altura de sus historia y su grandeza. La gente, del mismo modo que no merece ser mandada callar, tampoco merece que le digan que es un desastre como hizo Diego Alves en un alarde de indignación barata. 

En este sentido, todo lo que tenga que decir Mestalla es lícito y para nada injustificado. Hasta me atrevería a decir que es necesario ya que es la llave para evitar el acomodo de los dirigentes valencianistas y el recordatorio del peso que tiene llevar el escudo del Valencia CF en el pecho. No olviden el peso y la autoridad que tiene el mallete de Mestalla. 

CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque