Facebook Twitter Google Plus
El club sigue inmerso en una complicada situación y trabaja para reforzar el equipo de aquí a final de mercado

El Valencia CF y su particular 'batalla de Dunkerque'

Escrito por Álex López Sanfeliu

Lunes, 31 Julio 2017 19:24
Reportar vídeo Reportar

        
Pulse para ampliar

Los máximos responsables valencianistas en la presentación de Marcelino.

El otro día fui al cine a ver Dunkerque (2017), la última película de Cristopher Nolan y me gustó mucho. Sí, es tan buena como dicen. Al menos a mi me lo pareció. No sólo porque no conocía el episodio histórico en el que se basa la película sino también por la forma en que está contada, además de una banda sonora espectacular que contribuye a generar una atmósfera de tensión que te impide dejar de prestar atención un solo segundo de la cinta. Vayan a verla porque la que es considerada como mejor película de este año, vale totalmente la pena. 

Pues bien, la forma peculiar que se utiliza para contar la batalla de Dunkerque en esta película utiliza tres perspectivas diferentes para contar los mismos hechos. De esta manera, intercala diferentes relatos sobre el mismo hecho y evidentemente en cada una de las perpectivas cambian el entorno y los personajes. Eso es algo que le ocurre de forma parecida al Valencia CF. En el club de Mestalla esta temporada el reparto es diferente con Anil Murthy como presidente, Mateo Alemany como director general, Alesanco como director deportivo y Marcelino como entrenador. Sin embargo, la situación de bloqueo económico del club es igual o peor que la de temporadas pasadas, peor incluso que aquellas en las que la propiedad del club valencianista hablaba castellano y se vendían a los mejores jugadores por ofertas escandalosamente escandalosas. 

Peter Lim desde su atalaya dice que no pone más dinero y deja en la estacada a sus trabajadores como si del gobernante de turno ajeno a cualquier peligro que espera noticias sobre la guerra mientras sus soldados se baten el cobre y la vida en la guerra se tratase. 

Ojalá Alemany y compañía, totalmente vendidos a su suerte, puedan llegar a buen puerto en todas las operaciones que tienen sobre la mesa para satisfacer las necesidades de Marcelino y de su equipo antes del cierre de mercado. Sin recurrir a oportunismos, y aunque el Valencia CF firmase al anhelado centrocampista defensivo y dos centrales de nivel mañana mismo, vivir encallados en esta situación es lamentable

Toda vez que el Valencia CF se ha decidido a apostar por un entrenador avalado por su experiencia y trayectoria, no hay dinero pues todo el que quiso poner Lim se malgastó con jugadores de medio pelo. Un desastre como lo fue la batalla de Dunkerque para el ejército británico en 1940. 

Ante esto no queda más que seguir sobreviviendo y remando a contracorriente como siempre ha hecho el valencianismo cada vez que las cosas han venido mal dadas. En aquella batalla histórica, gran parte de los soldados que salvaron su vida lo hicieron gracias a las pequeñas embarcaciones de civiles que no dudaron en acudir a la llamada de socorro del ejército de su país. Así se institucionalizó el llamado "Espíritu de Dunkerque" que hacía referencia al sentimiento de solidaridad, compromiso y unión del pueblo británico ante la adversidad. Algo que seguro no faltará entre los valencianistas una temporada más pese a todo. 

No queda más que confiar en Marcelino y los suyos. 

CLICK PARA COMENTAR

Los 3 más

Sin contar a madridistas y culés, estos tienen mejor puntería
El Desmarque