Facebook Twitter Google Plus
El Valencia CF debe apostar muy fuerte por la presente edición de Copa del Rey

De la autogestión a la filosofía de Marcelino

Escrito por Álex López Sanfeliu

Miércoles, 25 Octubre 2017 12:09
Facebook Twitter 23
Reportar vídeo Reportar

        
Pulse para ampliar

Gabriel felicita a Parejo. (Foto: Dani Marzo)

Este martes la Copa del Rey volvió a nuestras vidas. Lo hizo con un partido algo aburrido, farragoso y con una intensidad en el juego propia de un partido de ida de los dieciseisavos de final entre un Primera y un equipo de Segunda que manifiestamente le otorga prioridad a la liga. A pesar de ello, el Valencia CF lo solventó con autoridad aunque los goles de Rodrigo y Parejo no llegasen hasta el final del encuentro. 

La historia del Valencia CF no se entiende sin las gestas en la Copa del Rey a lo largo de sus décadas. Esa competición en la que uno se juega el todo o nada y que a la afición valencianista encanta e ilusiona. El mes de enero será crucial para los equipos con aspiraciones de llegar lejos en el torneo del K.O. y la intensidad y emoción incrementará con creces respecto a esta primera eliminatoria que aparece como un islote en medio del mar. Cabe recordar que la vuelta ante el Zaragoza no se jugará hasta final de noviembre. La historia del Valencia CF no se entiende sin las gestas en la Copa del Rey a lo largo de sus décadas

Aprovechando el tirón del victorioso estreno copero del Valencia CF, hay varios asuntos que me hacen echar la vista atrás. Concretamente, al último título que conquistó el Valencia CF. Fue la Copa del Rey de 2008. Tras ella, el club tanteó la posibilidad de fichar a Marcelino que había sido el entrenador revelación en el Recre. Finalmente no pudo ser pero la espera ha valido la pena.

Por aquel entonces, un Valencia CF devastado en Liga y que iba dirigido a bandazos por otro que también ha vuelto a nuestras vidas después de su despido en el Everton, Ronald Koeman, conquistó la Copa del Rey ya que los jugadores se rebelaron contra el técnico y actuaron según sus propios criterios para dar una alegría a la afición. Por ello, se recuerda esa Copa como la de la "autogestión". Vamos camino de una década de aquel episodio y ya va siendo hora de repetir algo parecido. 

La Copa es crucial y la mejor manera de tener a todos sus pupilos enchufados, hasta a Orellana quien debutó por fin esta temporada Esa autogestión que radica en la incompetencia de un técnico, nada tiene que ver con lo que ocurre hoy en día en el Valencia. En el equipo blanquinegro todos van a una, son una familia y la cabeza pensante que funciona como nexo de unión no es otro que Marcelino. Los jugadores valencianistas se lo han creído y están a muerte con el técnico. El asturiano sabe que en una temporada como esta en la que el equipo no participa en Europa, la Copa es crucial y la mejor manera de tener a todos sus pupilos enchufados, hasta a Orellana quien debutó por fin esta temporada. 

Con esa filosofía, el Valencia CF debe apostar muy fuerte en la Copa este año, sin apartar la vista de la Liga, obviamente. Eso parece un tópico pero no lo fue en aquella temporada con Nuno, también sin Europa y con el camino hasta la final totalmente despejado ya que los 'cocos' iban por el otro lado del cuadro. Aquel Valencia CF del récord de puntos en Liga, tiró la Copa de mala manera en una eliminatoria contra el Espanyol. 

Algo así lo veo complicado teniendo en cuenta el espíritu que ha demostrado el equipo bajo las órdenes de Marcelino. 

Entonces, aquel camino que en 2007 comenzó con una victoria a domicilio por 1-2 en partido único contra el Real Unión de Irún ¿por qué no puede ser igual que el que ha iniciado el Valencia CF diez años después en la Romareda?

CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque