El defensa argentino del Valencia CF Ezequiel Garay no está teniendo suerte con las lesiones esta temporada. Ante el FC Barcelona volvió a caer de forma fortuita, sin que mediara una entrada rival y, tras una primera exploración, sufre una rotura en los isquiotibiales de la pierna izquierda y este viernes será sometido a pruebas médicas para concretar el alcance de la lesión.

El argentino encabeza otro nuevo y amplio parte de guerra de lesionados. No en vano, no fue el único futbolista que se retiró con molestias, Rodrigo y Coquelin también fueron cambios obligados por lesión, aunque la lesión del central argentino puede ser la más grave. La evolución del punta hispano-brasileño y del centrocampista galo dictaminará si están en condiciones para el derbi de este domingo de nuevo en Mestalla. Hay que recordar que, en el caso de Rodrigo, fue el propio jugador el que pidió el cambio.

Nuevo problema en la zaga

"La lesión de Garay se puede alargar más en el tiempo", explicó un Marcelino circunspecto que, a la baja segura del argentino para el derbi debe acumular la ya consabida de Jeison Murillo. El técnico asturiano tiene lesionados a dos de sus cuatro centrales, tres de cinco si se cuenta a Javi Jiménez, KO desde pretemporada, y deberá echar mano de los dos que le quedan en los próximos encuentros. Por fortuna para él y para el equipo, el ritmo de jugar dos y tres partidos por semana acaba este domingo. No en vano, con posterioridad al derbi, los valencianistas tendrán por delante una larga semana antes de volver a jugar.  

La cara positiva de la moneda la protagonizó Guedes. El portugués llegó limitado al encuentro contra el FC Barcelona y, aunque jugó sólo los últimos 35 minutos, demostró estar en perfectas condiciones y todo apunta a que será titular el domingo contra el Levante UD.